martes, 27 de noviembre de 2012

Accidente de trabajo. Acción de derecho común. Cosa riesgosa. Máquinas ruidosas.


Accidente de trabajo. Acción de derecho común. Cosa riesgosa. Máquinas
ruidosas.
La entrega de protectores auditivos por parte de la empleadora significa que
reconoció la existencia de un elevado nivel sonoro en el lugar de trabajo, porque la
lógica indica que nadie suministra protección si ésta no resulta necesaria. En este
contexto probatorio, no cabe duda que el daño experimentado por el actor en su
aparato auditivo fue causado por las máquinas de propiedad de la empresa o cuya
guarda detectaba, ya que tales máquinas deben calificarse como riesgosas en los
términos del art. 1113 del C. Civil, pues el ruido constituye una exteriorización del
riesgo. Bajo tales pautas, la empleadora resulta civilmente responsable por las
consecuencias dañosas del infortunio de marras.
CNAT Sala V Expte N° 7858/01 Sent. Def. N° 68.738 del 17/8/06 “Camelino,
Ramón c/ Envases del Plata SA y otro s/ accidente - acción civil” (Simón - García
Margalejo - Zas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario