viernes, 7 de diciembre de 2012

65

Incapacidad laboral. (Inc.3) Aún cuando el damnificado en un accidente de tránsito -por tratarse de un hecho ocurrido en ocasión de sus tareas laborales- se encontrara percibiendo las prestaciones previstas en el artículo 13 de la ley 24.557 (A.R.T.), ello no es óbice para la determinación de las indemnizaciones por las que debe responder el autor del daño. El 3er. inciso de dicho artículo establece claramente que durante el período de incapacidad laboral temporaria, originada en accidentes de trabajo, el trabajador no devengará remuneraciones de su empleador. Esto significa que el beneficiario de las prestaciones que se encuentran en curso de cumplimiento, es la empleadora y no el trabajador, pues este último debería, de no existir la contratación de aseguramiento organizada por la citada ley, seguir percibiendo los haberes correspondientes de parte de su principal, hasta tanto se definiera en forma definitiva su situación laboral. Aún puede decirse que bajo el régimen de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo y según lo dispuesto por el art. 14 inc. 1 de la ley de la materia, mientras dura el estado de provisionalidad de incapacidad permanente parcial (IPP), la prestación que recibe el damnificado es la del 70 por ciento de sus ingresos base, multiplicado por el porcentaje de incapacidad, lo que en buena hermenéutica significa una considerable disminución de sus ingresos habituales. CC0202 LP 96651 RSD-15-2 S 19-2-2002

No hay comentarios:

Publicar un comentario