martes, 4 de diciembre de 2012

Percepción de las prestaciones del sistema de la LRT - Inoponibilidad de la Doctrina de los actos propios


<Percepción de las prestaciones del sistema de la LRT - Inoponibilidad de la Doctrina de los actos propios

Ninguna interdependencia o solidaridad inexcusable existe entre los preceptos de los se vale el trabajador para obtener de la ART lo que le es debido por ésta, y el inc. 1, art. 39, Ley 24557, que exime de responsabilidad civil al empleador. La Ley 24557 afirma la responsabilidad de la ART por una reparación tarifada de la incapacidad permanente, y niega la civil del empleador (con la salvedad del inc. 2, art. 39). En suma, impone un régimen indemnizatorio particular, que vincula al damnificado sólo con la ART, con arreglo a una regulación legal que resulta ajena al régimen civil, y el cual relaciona a aquél pero con el empleador. Nada impide, por ende, que el trabajador logre de uno de los sujetos lo concedido y pretenda, seguidamente, del otro lo negado, objetando constitucionalmente esto último. Las normas que rigen lo primero obran con independencia de las que regulan lo segundo; también ello ocurre en sentido inverso. El trabajador, por medio de los actos en cuestión, alcanzólo que la LRT le reconocía y de quien estaba obligado a satisfacerlo. Empero, esto nada dice en contra de la habilidad de esa parte para invocar el derecho del que se considere titular a plantear la invalidez constitucional de las normas que se le opongan ya no respecto de la ART y por la indemnización ya satisfecha, sino respecto de la empleadora y por la parte de la indemnización que, a juicio de aquél, queda insatisfecha por la mentada exención. Luego, el sometimiento a las normas que rigen un supuesto, no importa hacer lo propio de las que regulan el otro.
Llosco, Raúl vs. Irmi S.A. s. Recurso de hecho. Corte Suprema de Justicia de la Nación; 12-06-2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario