lunes, 17 de marzo de 2014

Accidentes y enfermedades indemnizables > Enfermedades > Enfermedades en particular - Conductor de transporte público - Condiciones de trabajo - Accidente cerebrovascular (ACV)

Corresponde casar la resolución de grado que hiizo prevalecer, por sobre la pericia médica oficial, la conclusión de la Comisión Médica que si bien admitió el evento (accidente cerebro vascular) lo vinculó a una emergencia hipertensiva no compatible con las tareas realizadas por al actor (chofer de transporte publico de pasajeros); restándole así entidad desencadente del ACV sufrido por el trabajador a las agresiones de los pasajeros surgidas de las malas condiciones y demoras del servicio. La sentencia en crisis carece de la debida fundamentación toda vez que se ha dejado de lado la gravedad y el contexto del caso y se ha reducido la motivación a la falta de evidencia de hechos no controvertidos amén de efectuarse una selección de prueba a la que se le atribuye el carácter de dirimente, dejando de lado otras que se presentan como consistentes y concordantes. Así, el Juzgador de grado le fue restando entidad a los dichos de los testigos y a los informes periciales en orden a las pésimas condiciones del servicio, circunstancia éstas a la que el perito médico de oficio identificó como causas eficientes del daño que sufrió el actor. Con lo cual, el fallo desestimó la trama mostrada por la prueba desarticulándola una a una y culminó de ese modo soslayando la comprobación de las condiciones materiales y concretas en que se sustentó la demanda. En consecuencia se debe condenar a la ART a abonar al trabajador las prestaciones dinerarias establecidas para resarcir incapacidad laboral permanente total.

Agudo, José Enrique vs. Asociart ART SA. s. Ley 24557 - Expedientes remitidos por la justicia federal - Recurso de casación y directo. Tribunal Superior de Justicia, Córdoba; 11-12-2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario